Hablemos de la hora loca

Uno de los momentos más divertidos en una boda cuando se deja atrás todo el protocolo de la ceremonia y se le da paso a la diversión con la hora loca. Esta es una costumbre que lleva más de una década y que busca darle un impulso de energía a la celebración.

Este es el momento para sorprender a los invitados con música, shows, color y muchos accesorios; sombreros, pitos, máscaras, accesorios coloridos y música para bailar hasta encima de las mesas, todo depende de la creatividad. Los accesorios pueden disponerse en baúles o cajas decoradas ubicadas en lugares estratégicos del salón de recepciones, también puede encargarse su repartición a los meseros.

 

Existen diferentes estilos de hora loca, desde decoraciones tradicionales, pasando por carnavales, chirimías y bailes folklóricos, la hora loca ofrece una infinita lista de posibilidades llenas de música, entusiasmo y color que cada pareja puede personalizar a su antojo.

La música es lo más importante, puede ser música de los 60S, salsa, música de carnaval, lo importante es que esta es a elección del gusto de los novios y del tipo de bullicio que quieran armar.

La hora loca puede ser a de día o de noche y normalmente se planea en la mitad de la fiesta, luego de las fotos, el brindis, el baile de los novios y el banquete, bueno y cuando ya se han repartido algunos cocteles.

About: santamonicapremium

Leave a Comment